La casa de la Cueva, un edificio catalogado

La Casa de la Cueva, caserón asturiano del año 1615 , fue rehabilitada profundamente a finales de los años ochenta, para adaptarse a los cambios que el sector del  alberguísmo turístico demandaba. Hemos recorrido un largo trecho con constantes mejoras desde las prestaciones básicas de un  refugio montañero hace más de treinta años a las comodidades de hoy. Más tarde, tras la explosión del turismo en el espacio rural de los noventa, llegó el momento de que los albergues se integraran en la familia turística, aspecto que hemos superado mediante una política de reinversión constante.

Hoy, sin modestia alguna, podemos decir que la Casa de la Montaña es una clara referencia en el sector alberguista asturiano y en el segmento del turismo de montaña. Nuestra trayectoria ha merecido  varios premios y menciones (Excelencia y Calidad Turística en 2001, pioneros en nuestro sector, en 2005), lo que nos compromete a seguir en  la misma línea de trabajo y dedicación.